lundi, septembre 19, 2011

Cuándo...

Contexto:

Ya es tarde. Bajo un driver de una impresora en el computador recientemente re formateado. Estoy sola. Hablo con mi amiga en gtalk. Pienso en este 18. Y en antes. Ha sido un tiempo intenso. 

La intensidad partió hace varias semanas. Creo que partió cuando ganó la U. Yo estaba en mi casa, con un amigo que me ayudó a arreglar unas cosas. En ese momento, él y yo estábamos distanciados.

Él es entero chuncho. Ganó la U y lo supimos por los bocinazos que se oían desde mi balcón. Era histórico, me contó el amigo que me acompañaba entonces. Y me dio tanta pena que él estuviera lejos...Que hice estos pequeños dos videos pensando en dárselos, quizá, alguna vez...

Poco tiempo después, hubo una ceremonia de los 100 años, o algo así, del teatro Experimental de la Universidad de Chile. María Maluenda fue invitada, y su hija, mi amiga, fue en su representación y yo la acompañé.

Fue muy lindo todo, saqué fotos y videos (que alguna vez subiré, creo). Luego, cuando llegué a mi casa... La ceremonia me hizo pensar tantas cosas....Y le escribí un mensaje diciéndole que lo echaba de menos, cerca de las 9 pm.

No supe nada de él. Me acuerdo que conversé casi un Merlot entero por Skype con un amigo hasta como las 2m. A esa hora, bastante triste, me fui a acostar... Y entonces llamó él, me quería ver....

Y ese día, todo, de alguna manera, retomó su cauce.... por un tiempo. Un día de esos, pasó algo mágico, un 7 del 7...... Tras lo cual dormí mil horas seguidas como hacía muuuuucho tiempo. Además, me dio con escuchar y cantar "Derroche" de la Ana Belén...



Estaba tan feliz que escribí un relato... Un relato especial.... Lo edité por una semana, y cuando estaba casi en su versión final, en un arrebato (que no debió ser), se lo mostré. Ese fue, creo, el principio del fin. Empezó a haber un huracán de sinceridad... y como todo huracán, si bien limpia, también destruye. Y comencé un silencio (que nunca terminó).

Cosas que pasan durante al silencio

En eso estaba,  ensilenciada, cuando un amigo me llamó y me pidió que fuera su ayudante en la UDP. Ese mismo día fui a una inauguración de pinturas. Y, al salir, fue el cacerolazo, el primero.

Bajé en auto desde el Golf hacia mi casa, en Portugal con Lira, pero desde Vicuña Mackenna hacia abajo era un Santiago completamente diferente al que yo conozco. Barricadas y desmanes por doquier. Yo sola. Me asusté. Lo eché de menos.

LLegué a mi edificio, y en el hall de entrada había una señora, con un bastón y un carrito de feria lleno de cosas. Me dijo si le podía dar un café... Le dije que subiera. Me contó que caminaba por ahí cuando vio toda la trifulca y el conserje la dejó entrar. Le di café. Finalmente me pidió pasar la noche en mi depa... Le dije que sí, por supuesto (¿qué más podía hacer?..).

Mi roomate estaba con su amiga, y los 4 nos sentamos a tomar vino y conversar de la situación. Él me contaban que hacía una hora (como a las 9) estaban al menos 100 personas abajo del edificio, que en nuestra torre, y en las del frente y en todas partes, estaba lleno de gente tocando cacerolas, como lo que yo vi en la calle al bajar en auto. Y me acordé de él, de que me hubiera gustado tanto tanto que fuera parte de la mesa conversada de esa noche.

Al día siguiente, mi amigo de la UDP me cuenta que un genio, amigo en común, se había suicidado. Me dolió TODO. Yo lo conocía, me caía muy bien, vivía cerca de la CEPAL o sea, cerca de mi pega por casi 2 años, y yo lo recordaba a menudo, pero nunca lo llamé, ni visité ni le hice saber que lo estimaba y que las puertas estaban abiertas para cuando él quisiera entrar... Me llegó. Y me dieron ganas de no estar distante con gente que aprecio, y me acerqué. También, un poco, a él.

 Durante esos días hubo varios caceroleos desde mi ventana (los grabé, pero perdí el audio). Y también caminé varias veces por el centro, y la tónica, como hasta hoy, eran las marchas:




La ciudad, los amigos y las emociones

Poco tiempo después fui a La Serena, un finde rápido, en auto, con un amigo. Paramos a comer empandas de queso en Huentaelauquén, conversamos mucho, y conversé mucho también, luego, con mi amiga anfitriona. Allá caminé por la orilla marina, hice ejercicios con vista al mar y hasta bailé hasta las 4 am. (En la OVO, música de los 80, DJ Chico Pérez, TOP). Y ahí en la playa, le cuento a ella, que sería su cumpleaños esa semana yno sabía si llamarlo o no. 

Vino el paro nacional, y mi vecina y yo deambulábamos por la ciudad, pensando en cosas absolutamente propias ¡Éramos unas completas descontextualizadas!. Para estar un poco en sintonía, sacamos fotos. 

Ese día me llamaron  para pedirme que hiciera una entrevista a un botánico para una revista especializadas en forestal. Dije que sí, claro.Decidí que habría  mensaje para su cumple y un CD de fotos, era al día siguiente.

La entrevista fue en francés, a un botánico muy interesante. Ese mismo día murió María Maluenda, la actriz y diputada, que era la mamá de una muy amiga mía, y por ende estuve ahí. Del cementerio me fui al seminario en la FAO (ponencia del botánico) y esa tarde, antes y luego de ese evento, me encontré, respectivamente, con dos amigos de hacía tiempo.

El viernes de esa semana fui a un evento a Corfo, era sobre emprendimiento en tecnología, en la biblioteca. No conocía, me gustó. Y me encontré con Daniel, un compañero de arquitectura de hacía años. No lo reconocí, él sí a mí. Ahora es el dueño de un proyecto-empresa maravilloso que se llama mi ciudad de papel (miciudaddepapel.cl) y se ganaron un corfo de innovación y todo.

El fin de esa semana remató con el accidente del avión, donde murió Felipe Camiroaga. Me impactó, me hizo reflexionar sobre la fragilidad de la vida, la necesidad de estar tranquila y en buena onda con la gente... Me dio mucha pena también. Y el domingo de esos días fui a TVN con otra amiga (compañera de la CEPAL), su pareja y su perro.

Me emocionó tanto afecto, me cargó tanto vendedor... Los mercaderes del templo ¿Cómo no les da vergüenza?...

CEPAL, entrevistas, paseos, Valparaíso

La semana siguiente fui alumna en un curso, durante 5 días completos, de Gobierno Electrónico, en la CEPAL, que dirigió la Ale, a quién quiero tanto.

Esa misma semana, tuve un encuentro completamente desafortunado en un espacio impensado y en el peor momento imaginable. Luego, hablé con una de mis grandes amigas de la vida, quien tuvo un encuentro similar...Nos reímos de las coincidencias. Por la entrevista y otras cosas tuve harta trasnoche trabajando y además una pesadilla, nunca tengo, y tuve. Y hasta me desperté, mal.…

El curso de egov también incluyó vida social con los compañeros, muchos extranjeros, y al final, inspirada por la onda turística, deambulé un domingo veraniego por Bellavista. Comí sopa de cebolla en la Bohême, que me encanta, y saqué fotos por la Chascona, la plaza Camilo Mori y cercanías. Además, a mi retorno, en esa plazoleta había un show de fiestas patrias y grabé un poco.

La entrevista al botánico le gustó al editor y me encargó un reportaje, para ello debí, el martes, partir a un seminario en el Congreso, en Valparaíso, sobre la nueva legislación Forestal. Ahí escuché varias ponencias, la que más me impactó fue la e Cristián Frêne, de Ing. Forestales por el Bosque Nativo.

Él dijo, entre otras cosas, que el sector forestal es el segundo de importancia, luego de la Minería, y que está en mano de tres grupos económicos, 2 de ellos son familias, los Matte y los Angelini. Estamos hablando de un gran territorio... quedé helada. También hablaron de las condiciones laborales.... Me impactó. Pronto escribiré sobre todo eso, en el reportaje.

Aproveché y me quedé en casa de amigos queridos, de mi época de proyecto de arquitecta, en el puerto... a quienes no veía hace tiempo, (su casa, en el cerro Alegre, remodelada, es entera design). Y luego salí a sacar fotos en una mañana de lluvia... En ese trayecto y desde mi llegada, él se me apareció en el puerto, vestido de señales, por todas partes.


18


Al día siguiente, jueves chico, luego de cerca de 2 meses de un casi riguroso silencio, hablamos por msn. Me dolió la conversación. Y no dormí… 

De desvelada chatée con amigo, agendamos cerro para el sábado. Viernes. Merlot, amiga, risas, cigarros y lágrimas.

Traté de ir al cerro el sábado, pero no pude, sólo quería mi cama , y entonces mi amiga me convenció de ir a la Yein Fonda. A media mañana caminamos a comprar las entradas, al Paseo Ahumada.

Caminar por el centro medio vacío un sábado a medio día, en una mañana primaveral, fue muy grato. Y entonces conocimos a Dinah (Dayna se dice).

¿Houla, sabes dounde hay una tienda de anillos?  Nos dijo en mal español. ¿De dónde eres?... USA, dijo, y el diálogo siguió en inglés. Es que hoy es feriado… ¿Qué tipo de anillos quieres? … Y resultó que daba lo mismo, ella necesitaba el tamaño... Su novio en USA le pidió matri, y necesitaba el número para el anillo de rigor. ¡Ay qué romántico lo encontramos!

Y la acompañamos por Ripley, Almacenes París y una que otra joyería abierta que vimos. En el camino ella contó que la gran ocasión (media armada ya, dado lo del anillo) sería en Hong Kong, en octubre… No viven juntos. Pololean hace sólo un mes (yo abrí los ojos grandes), y entonces contó que se conocen hace muchos años, por sus familias. Todo era muy de cuento… Averiguamos el tamaño, ella estaba muy agradecida.

Caminamos hasta la Feria del Sta Lucía y murió de la risa con el Indio pícaro. Le recomendamos cosas de cobre y lápiz lázuli. Luego nos dimos datos, nos sacamos una foto y quedamos de vernos el otro finde. Nos despedimos con el corazón calientito.

Volví a mi casa.Chat con una compañera de curso que no veía desde  4 medio, desde mi cama, claro (ella se separó tras 14 años, y ahora vive sola, en el barrio Brasil, con 6 gatos...).

Cerca de las 9 pm, a la Yein, Quinta Normal, en metro. Mi amiga-vecina y yo caminamos hacia al parque, y ahí, dos señoras con un niño, por alguna razón del destino, nos regalaron sus dos entradas, así que luego pudimos vender las nuestras ¡Súper!.

 El show era con Illapu, Los Tres y, lo mejor  para mí, Buddy Richard. Además, entre medio, mucha música, muy buenaaaa. O sea, ¡Qué manera de cantar y bailar!. Fotos, videos. Choripán y chicha a $1500. Perfecto.  Me acordé enonces que él me debía un libro, y quiero que me lo devuelva antes que se vaya de la ciudad… Taxi y home… Tampoco dormí.

Domingo y asado a Peñaflor. Amiga querida que no veía hace un tiempo, sólo teléfono. Está de novia, conocí, por fin, al galán en carne y hueos y me gustó para ella. Casa grata y me mostró la que se compró. Se me puso feliz el alma. Carne, ensaldas y tinto. Todo delicioso..

Caminata por los alrededores, lleno de árboles y cerros, mucho silencio. Cansancio a la vela. Ducha a las 8 de la noche y pijama a las 9:30. 10 pm leía, 10:30 apagué la luz. Desperté cerca de las 6 am, dormí, pero seguía cansada.

Vuelta home a mediodía del lunes. A sacar un par de cosas y asado donde mi súper amiga. Hasta las 6. A esa hora, en La Reina, el sol caía delicioso adentro del auto, todo parecía calmo y enciendo la radio, y Arjona canta “Cuándo”…

No es de mi favoritas (sí, me gusta Arjona… qué le vamos a hacer), y, cuando cantó “cuándo fue la última vez que te quisieron tanto”, “Cuándo te ganó el orgullo y elegiste el llanto”, la pena me explotó en la cara.

¿Cuándo?… Esa es la pregunta del millón…  ¿Cuándo todo mejorará?...

Igual, en el intertanto, un galán se me apareció... Me dice puras cosas lindas... y eso ayuda bastante. Sobre todo ahora que llegó la primavera.

Además, recientemente, se publicó la entrevista al botánico francés, en la revista. Un tipo espectacular que estudia el dosel de los árboles a bordo de un Dirigible, si quieres saber más, aquí está la entrevista.

Es justo media noche. Bajé el driver pero me pidió un archivo entero raro p1005clp.dll que no pude encontrar ni supe qué hacer. Y mientras hacía todo esto, escuchaba diversas canciones, incluyendo "Se me rompe el corazón", cantada por Felipe Camiroaga. , tema que me cae como anillo al dedo... y aproveché de escribir este relato. Ahora, trataré de dormir.(La canción "Cuando", que detonó este post, es esta ).

2 commentaires:

sole a dit…

De todo lo que cuentas, el 80% es bueno, así que a calibrar se ha dicho. Lo importante a lo importante, el resto a la bolsita del Santa Isabel que cuelga al lado de tu refri.
Me encantó este post y me recreaste lo vivido de manera tan entrete, Dinah es un buen ejemplo de lo que, me enseñas, no hay que dejar pasar, hay que hacerle caso a la guata. En lo bueno y en lo otro.

Un abrazo

sole a dit…

De otra manera, cómprate 6 gatos!